Actualidad

Instalaciones merchán

  • Iluminación LED. Ventajas

    • 12 Enero 2016
    Iluminación LED. Ventajas

    ¿Quiere ahorrar en el consumo de luz?
    Entonces instale bombillas LED.
    LEDs en la tele. LEDs en la ropa. LEDs en cada pequeño aplique de luz de la casa, tiendas, en museos, en juguetes ... Te has dado cuenta de que el LED ha conquistado hasta el último rincón donde se requiere luz?
    Y es normal, porque casi todo lo relacionado con la tecnología Light Emitting Diode (diodo semiconductor que emite luz al ser atravesado por una corriente eléctrica) son auténticas ventajas.
     
    Así que si eres de los que desenroscar bombillas tradicionales en casa, presta atención porque después de leer esto, vas a hacerlo por última vez:
    1.- Es más segura que la luz tradicional, porque es menos contaminante: no tiene mercurio ni tungsteno. Además, reduce las emisiones de CO2 en un 80%.
    2.- Durante muchísimo más: hasta 45000 horas de usos (unos 15 años, si la encendemos 8
    horas al día), con un mantenimiento mínimo.
    3.- No genera calor, así que quema menos (el 85% de la energía que consume se convierte en luz, al contrario que la bombilla incandescente, que pierde este mismo porcentaje en forma de calor).
    4.- Ahorro energético (por el motivo anterior, consumen hasta un 85% menos que las bombillas tradicionales). En la factura de la luz economizarás entre 50 € (comparada con una incandescente) y 275 € (con una halógena).
    5.- Resiste temperaturas más extremas que las bombillas incandescentes, además de mayor humedad y vibraciones.
    6.- Encendido instantáneo.
    7.- Resistente a un enorme número de ciclos sin perjuicio para su rendimiento (las veces que se enciende y se apaga).
    8.- Reproduce los colores con gran fidelidad, con un índice cromático del 80 sobre 100. Tienes, además, diferentes tonos de luz (fría, cálida) para ajustarse a todo tipo de ambientes.
    Consejos de instalación:
    Sustituir una bombilla incandescente por un LED es igual. Eso sí, en el caso de las halógenas deberemos comprobar el voltaje y tipo de anclaje,
    seleccionando en la tienda las mismas características para nuestro nuevo LED.
    Si el halógeno es de 12V necesitaremos un LED con transformador, a diferencia de si se trata de un foco de 230V.
    Si, por el contrario, queremos sustituir un tubo fluorescente por un LED, tenemos que sacar el
    transformador (o cebador), el balasto (reactancia) y conectar los tubos directamente a la red de 230V.
     
     


      Volver