Actualidad

electro merchán

  • Evita extraños en tu Wi-Fi

    • 05 Octubre 2016
    Evita extraños en tu Wi-Fi

    Evita extraños en tu Wi-Fi gracias al filtrado MAC de tu router

    Hoy en día, con Internet en prácticamente todos los hogares y el auge de los dispositivos móviles, extraño es no tener un punto de acceso Wi-Fi en nuestra casa. Además, centros comerciales y otros establecimientos, así como lugares públicos, disponen de su propio punto de acceso para sus clientes o visitantes. Se podría decir que la tecnología Wi-Fi se ha convertido en todo un estándar.

    Claro que, cuando algo se hace tan popular como el Wi-Fi siempre surgen intentos de explotar las vulnerabilidades que pueda tener, como puede pasar también con el sistema operativo móvil Android. Por ello, debemos tener especial cuidado en la seguridad de nuestro Wi-Fi, ya que no es de extrañar que en varias ocasiones tengamos a alguien intentado conectarse a nuestra red, ya sea para simplemente acceder a Internet o con fines más peligrosos.

    Filtrado MAC: qué es

    Una de las muchas opciones y formas en que podemos proteger nuestro punto de acceso Wi-Fi es el filtrado MAC. Como todo en el mundo de la seguridad, debéis saber que no es impenetrable, y que existen formas para saltar esta barrera que le añadimos a nuestra red, pero sin lugar a dudas es una de las mejores opciones para aumentar la seguridad de nuestra red y conseguir que nadie que no queramos se conecte a nuestro punto de acceso.

    El filtrado MAC toma su nombre de la dirección MAC, siglas en inglés de Media Access Control, de las tarjetas de red de los distintos dispositivos que están preparados para conectarse a una red, como puede ser un ordenador, una tablet o un smartphone. Cada dispositivo tiene una dirección MAC única que identifica a su tarjeta de red –si hablamos de un equipo con varias tarjetas de red tendrá varias dirección MAC–. Sería algo similar a nuestro carnet de identidad.

    El filtrado MAC utiliza una lista de direcciones MAC que nosotros introduciremos, es decir, una lista de dispositivos. Tomando en cuenta esta lista, hay dos modos en los que se puede configurar:

    Permitiendo la conexión a los dispositivos añadidos a la lista de direcciones MAC, quedando cualquier otro sin posibilidad de conectarse a nuestra red. Esto es bastante útil cuando queremos que solo unos determinados dispositivos puedan conectarse a nuestro Wi-Fi, pero presenta el inconveniente de que si recibimos invitados no podrán hacer uso de nuestra red.

    Denegando la conexión a los dispositivos que aparecen en la lista de direcciones MAC, circunstancia en la que cualquier otro dispositivo podrá conectarse. Esta forma sería adecuada para no permitir la conexión a un determinado dispositivo del que conozcamos la dirección MAC, por ejemplo, el teléfono móvil de nuestro hijo o el equipo del vecino que se conecta a nuestra red sin permiso.

    Cómo configurarlo

    Configurar el filtrado MAC es bastante sencillo. Deberemos empezar por entrar en la web de administración del router. Para ello deberemos escribir la dirección IP del router en nuestro navegador –suele ser la 192.168.1.1– e identificarnos con nuestros credenciales, los que normalmente son admin como usuario y como contraseña, aunque esto depende del modelo de router que tengamos.

    Antes de seguir con la configuración en la web de administración, deberemos conocer las direcciones MAC de los dispositivos a los que queramos permitir o denegar la conexión. 

     En el caso de que nuestro objetivo sea denegar la conexión al algún dispositivo que no sea de nuestra propiedad, podemos utilizar un programa como Wireless Network Watcher, con el cual podremos ver qué dispositivos están conectados a nuestro punto de acceso y sus direcciones MAC.

    Una vez anotadas las direcciones MAC que utilizaremos, debemos ir al apartado del filtrado MAC. Entre otras configuraciones tenemos que localizar la sección Wireless o Wi-Fi y entrar al submenú MAC filter o filtrado MAC.

    Ya dentro del apartado de filtrado MAC veremos algo similar a la imagen de arriba. Disponemos de, como ya hemos explicado antes, dos formas de configurar el filtrado MAC: permitir la conexión a los dispositivos de la lista o denegársela. Por tanto, la configuración es sencilla, no tenemos mas que escoger el modo que mejor se adecue a nuestras necesidades e ir añadiendo las direcciones MAC de cada uno de los dispositivos.


      Volver