Actualidad

electro merchán

  • ¿Tienes problemas con la toma de tierra?

    • 14 Enero 2017
    ¿Tienes problemas con la toma de tierra?

     G-CHECK es la serie de dispositivos para la comprobación continua de la instalación de tierra en formato carril DIN para instalaciones en cuadro. Cumple con la norma IEC 61010-I

    Controlando continuamente el estado de la conexión de tierra con G-CHECK:

    .- Se asegura un buen funcionamiento de los protectores contra sobre tensiones transitorias, que descargan la energía a través de la tierra de la instalación.

    .- Se garantiza la protección de personas contra contactos indirectos.

    .- Se reducen los costes de mantenimiento preventivo.

    Mediante el método de cálculo de la resistencia de bucle, G-CHECK comprueba la impedancia del recorrido real que hace una fuga de contacto indirecto, lo que permite detectar las siguientes posibles incidencias, tanto en la propia instalación como en el centro de transformación al que esta conectado:

    .- Deterioro de la conexión de tierra por envejecimiento de las picas, por el robo o por el aumento de la resistividad del terrero en épocas secas.

    .- Rotura o mal conexionado del cable de neutro.

    El sistema de medición de tierra por bucle se puede aplicar en los diferentes regímenes de neutro: TT, TNS y TNC-S.

    Para tensiones nominales. UN: 230V y 120V.

    Se instala en el cuadro, conectando directamente a la tierra de este y configurando los umbrales de resistencia de bucle.

    Incluye la función de alarma sobre el valor de tierra (PE). En casos de que detecte que el valor mostrado en el display supera un máximo, predefinido por el usuario, activará la salida.

    DPS + GND. Asegure que esté en buen estado la conexión a tierra, que usan los descargadores de sobre tensiones. 

    La resistencia de la conexión a tierra es uno de los parámetros más importantes de toda la instalación.

    El sistema de tierras sirve para evitar tensiones de contactos en masas metálicas superiores a las permisibles para las personas, para permitir las fugas de estas para tensiones, y para asegurar una correcta y segura vía de descarga de las intensidades provocadas por las sobre tensiones transitorias.

    Una instalación eléctrica ha de estar en condiciones óptimas para garantizar la seguridad. En caso de fallo de derivación a tierra, la instalación del sistema de tierras permite proteger a personas y equipos de posibles daños.

    La norma internacional IEC 60479 (Effects of current on human beings and livestock) partes 1 y 2, tratan en detalle los efectos de la corriente eléctrica sobre el cuerpo humano. Estos efectos tienen desenlaces fatales dependiendo del valor de la intensidad y el tiempo de duración.

    El sistema de tierras permite crear un bucle cerrado, y en el caso de que en un cuerpo metálico (conductor) haya una tensión de contacto superior a la permisible, crea una corriente de fuga, la cual es detectada y extinguida por los equipos de protección diferencial.

    Según la norma internacional IEC 60364: (Electrical installations of buildings) esta tensión de contacto máxima permisible por el ser humano son las siguientes:

    • 50V para locales secos

    • 25V para locales húmedos

    • 12V para locales mojados (p.e. obras en el exterior)

    Se debe asegurar una buena puesta a tierra, con el fin de garantizar la mayor continuidad de corriente posible en caso de defecto a tierra. Por este motivo, todas las masas metálicas han de estar unidas a un conductor de tierra (PE). Según el sistema de neutro, TT, TNS o TNC, este cable tendrá una puesta a tierra en la instalación o se conectara a tierra en la red de distribución eléctrica.

    La continuidad de este sistema de tierras y su correcto estado es vital para garantizar una tensión de contacto segura para personas, animales y receptores.


      Volver